“Defendiendo nuestra vida en los ríos: Campaña de la Red Nacional de Protección de Ríos” por José Manuyama

Defendiendo nuestra vida en los ríos: Campaña de la Red Nacional de Protección de Ríos

José Manuyama*

El agua como fuente de vida es más que evidente en la ciudad Iquitos, donde el líquido potable se extrae de las aguas del río Nanay, un hermoso río de aguas negras, una cuenca frágil y rico en ecosistemas endémicos. En época de vaciante produce unas hermosas playas donde acuden presurosos los veraneantes. Y, gran parte de las maderas usada en la construcción de casas de la ciudad se extraen de sus bosques.

El problema es que una de las peores actividades extractivas está parasitando gravemente su cauce los últimos años. Es la minería que extrae oro del lecho fluvial, removiendo todo tipo de sólidos tóxicos y arrojando arteramente mercurio al agua, metal altamente tóxico usado en esta depredadora actividad. Además de enfermar a la larga a todos también es un factor multiplicador de males sociales como la trata, la prostitución, la delincuencia, el alcoholismo y otras enfermedades.

Pero, esta realidad destructiva no solo se da en el Nanay sino también en casi todos los ríos del Perú tanto por actividades económicas legales e ilegales, como por recepción de basura y aguas servidas de todo tipo.

Otro ejemplo demuestra esta problemática que estamos describiendo. Una fábrica de cementos viene poniendo en peligro el río Tioyacu, en el departamento de San Martín, a través de grandes detonaciones de dinamita para explotar la piedra caliza a pocos metro de su naciente, afectando al ecosistema hídrico y a poblaciones que se aprovechan de este río.

Cientos de miles de personas afectadas por actividades económicas legales, ilegales, informales y altamente dañinas para el medio ambiente. Lo que daña el ambiente natural daña también a los seres humanos y demás seres vivos.

Es lamentable que habiendo autoridades responsables de regular y controlar las actividades que colisionan con el medio ambiente y los derechos humanos no se tomen cartas en el asunto, y lo que es peor, contribuyen directa o indirectamente a la proliferación de todo tipo de actividades  absolutamente dañinas para la salud.

De ahí la necesidad de unir estas luchas que en cada lugar se viene llevando a cabo en una plataforma común. Por ello, la Red Nacional de Protección de Ríos, organización fundada el 2019 por asociaciones y ciudadanos que luchan por la protección de sus ríos, busca despertar a la población para tener una mayor presencia en el cuidado de los ríos y también para exigir el funcionamiento regulatorio del Estado. Con la Campaña “Ríos Vivos son Alimentación y Salud. Por un Perú sin Covid19”.

Esperamos que, en plazo más corto, todos los problemas identificados sean resueltos por la intervención cabal de las instituciones del Estado y la ayuda vigilante de la sociedad civil.

Búscanos y apoya la campaña:

https://www.facebook.com/Red-nacional-de-Protecci%C3%B3n-de-R%C3%ADos-106640517855617

www.rioslimpiosylibres.com

* José Manuyama es dirigente del “Comité de Defensa del Agua” y de “Resurgir Amazónico” de Loreto, y uno de los voceros de la Red Nacional de Protección de Ríos (+51 947 874 885).